09 julio, 2011

THE SPANISH...¿REVOLUTION?

   Hace poco tiempo escribía yo sobre la revolución silenciosa de Internet. Sobre la constitución de ese nuevo poder y la preocupación que despertaba entre los políticos un medio capaz de promover revoluciones como las ocurridas en los países árabes y que escapaba totalmente a su control.

   Poco tiempo después, asistíamos en España al nacimiento de un movimiento llamado "DEMOCRACIA REAL YA"
,organizado desde la red y que organizó manifestaciones y acampadas de protesta en la mayoría de las ciudades Españolas coincidiendo con las recientes elecciones municipales y autonómicas. Pasadas las elecciones con el hundimiento del partido socialista y la aplastante victoria del partido popular, este movimiento se encuentra en un punto decisivo e interesante, pues si hemos de atender a sus objetivos declarados en relación a la contienda electoral, donde se posicionaron a favor del voto en blanco, (que si bien aumentó no lo hizo de forma significativa) , sus objetivos no se vieron cumplidos.

    La pregunta que todos nos hacemos ahora es...¿y ahora qué?...,¿que podemos esperar de un movimiento tan heterogeneo donde conviven jubilados, estudiantes sin trabajo ,izquierdistas radicales y grupos anti-sistema?. 

  La verdad es que yo creo que ni ellos mismos lo saben, ahora mismo los politicos no subestiman su influencia porque las elecciones generales se acercan y cada voto tiene su importancia, pero me temo que en cuanto el nuevo gobierno, que probablemente conseguirá una mayoría absoluta, esté asentado y halla asegurado su posición la actitud frente a "los indignados" cambiará radicalmente.

  Después de todo un movimiento que no plantea alternativa politica alguna, que no quiere organizarse ni presentar un programa concreto que presentar a la sociedad en unas elecciones es un "toro" fácilmente "toreable" por el sistema establecido. Los "guiños" de los politicos, siempre tienen un carácter marcadamente electoral, lo que importa es llegar a la "poltrona", y desde ese punto de vista un movimiento como el 11-M, si se le sabe tratar de un modo adecuado, es una perita en dulce.

  Hace unos días el ex-primer minitro británico Tony Blair, en una entrevista concedida a un medio de comunicación español ponía el dedo en la llaga. Preguntado sobre nuestra particular "spanish revolution", afirmaba que comprendía y apoyaba perfectamente las reclamaciones de los auto-denominados "indignados", (esto es lo que dicen todos los politicos) , y que, en su opinión, (y esto es lo interesante) , lo que debían hacer los partidos politicos españoles, antes que darles condescendientes y paternales palmaditas en la espalda, era retarles a presentar sus propias alternativas
politicas,alternativas creibles y racionales, no ocurrencias como ha venido sucediendo hasta ahora.

Sin que sirva de precedente, estoy totalmente de acuerdo con el politico"socialista"británico. Para cambiar las cosas realmente, el movimiento del 11-M debería articular un programa coherente y unas propuestas sólidas que presentar en unas elecciones democráticas, para ello no hace falta que se conviertan en un partido politico, pues en España es factible presentarse a las elecciones bajo la figura de una agrupación de electores, como en su día hizo el empresario Ruiz Mateos por ejemplo.

   De este modo, convirtiendose en una verdadera alternativa de poder, en un rival a tener en cuenta se acabarían los "acercamientos interesados" de los grandes partidos al movimiento de los "indignados", y lo más importante de todo, los ciudadanos podriamos empezar a intervenir verdaderamente en la politica Española, de la mano de un movimiento que comparte nuestros problemas y del que nos sentimos muy cercanos.

   Siempre y cuando, claro, el poder no termine transformadolos en "profesionales de lo público" y caigan en los mismos "vicios" que nuestros actuales dirigentes. Porque como dice el viejo refrán castellano,"una cosas es predicar, y otra muy distinta dar trigo". Yo por mi parte tengo muy claro lo que debería de hacerse. Para salir de las dificultades economicas bastarían 4 años de gastar el dinero público con sentido común, eliminando todos los gastos innecesarios y priorizando las inversiones de futuro. Declarandole la guerra a los parásitos y carroñeros que engordan en tiempos de crisis, no sólo a los politicos, también a muchos ciudadanos que se han acostumbrado a vivir del cuento. Para ser más concreto, si el Senado no sirve para nada y se puede gobernar perfectamente con una sola cámara , ¿para que mantenerlo entonces?. Es sólo un ejemplo,pero estoy seguro que a la mayoría de nosotros se nos ocurrirían cientos.

   Lo mas importante para solucionar los problemas es la humildad, el ser sincero con los ciudadanos y tener una auténtica vocación de servicio. El no querer perpetuarse en el poder, llegar, trabajar e irse con el mismo "equipaje", (sin pensiones vitalicias) que uno llevaba puesto.






No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tú opinión y bienvenidas sean tus críticas!. Sólo eliminaré aquellos comentarios ofensivos o insultantes o que puedan considerarse como spam.