04 julio, 2010

UNA HISTORIA CORRIENTE

Fina era una mujer muy sencilla,su mundo discurría tranquilo 
entre su casa y el
supermercado,aunque siempre decía tener mucha prisa, podía pasarse un buen rato charlando con cualquier conocido que se cruzara en su camino, los ojos, sempiternamente maquillados, escondían algo indefinido,ese brillo cansado y mustio, que sólo produce el hastío, pero siempre la oí reír, con una alegría desbordante y contagiosa.



A veces, me recordaba a una niña curiosa, que sabe ver cada día el mundo por primera vez, que es capaz de encontrar algo distinto en la aplastante rutina cotidiana, monótona y gris en la que
transcurren pesadamente nuestras vidas.


Yo pensaba que era feliz, una mujer normal, que sabia colorear como nadie el blanco y negro de su película. Por esa razón no la reconocí, la única vez que la encontré acompañada de Andrés, su
marido. Me quedé un momento asombrado, pues parecía una persona distinta, cabizbaja y enfermiza, como si el peso agobiante de los años le hubiera alcanzado al fin, y en un segundo hubiera acabado para siempre, con el mágico sonido de su risa.

No sé que pudo pasar, que siniestro hado cubrió de sangre, aquella noche sin estrellas, por qué
empujó al cazador, a cobrarse al final su presa. Sólo puedo recordar, el lacónico artículo del
diario...un caso más afirmaba, una historia corriente en este mundo machista que nos ha tocado
vivir...”¿nos ha tocado?”,”¿una historia corriente?”... como si fuera normal permitir que un hombre te esclavice, o derramar lágrimas por quien nunca te hizo sonreír,
¿acaso es un hábito dejar que los celos, los sueños de otro, conviertan los tuyos en pesadillas?...este mundo debe de estar muy enfermo, para que a alguien pueda parecerle, que la historia de Fina es tan solo“algo”que nos ha tocado vivir, otro caso más en este mundo machista, nada más que una historia corriente.






No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tú opinión y bienvenidas sean tus críticas!. Sólo eliminaré aquellos comentarios ofensivos o insultantes o que puedan considerarse como spam.