03 febrero, 2013

LA VIGA EN EL PROPIO


Probablemente,ahora mismo no sea nada original escribir en España una entrada sobre la corrupción.Leyendo por ahí las noticias sobre el caso Bárcenas,parece ser que los españoles,(por una especie de revelación divina supongo),nos hemos enterado "ahora" que los partidos políticos son unos entes corruptos dirigidos por auténticos ladrones .
   Organizaciones cuyo único fin es que sus dirigentes se forren,cobrando sobornos a cambio de la adjudicación de "contratos a dedo" a las constructoras y otras empresas regentadas por sus acólitos.

   Se oyen por ahí múltiples comentarios sobre el peligro en el que se encuentra nuestra democracia,
acosada por la precariedad de los servicios sociales,ahogados financieramente por la política de recortes propiciada por la crisis económica.Y por la corrupción desatada que alcanza a las más altas instituciones del Estado,como a la hasta ahora "intocable familia real española".

   Parece ser,que nuestro país se ha convertido de repente en una especie de "lupanar",donde los políticos que hasta ahora tenían un comportamiento intachable,descubrieron de golpe y porrazo la cultura del "mangoneo"y el dinero fácil.




Desgraciadamente no es así,los políticos no son seres humanos diferentes al resto de sus vecinos.
La corrupción no es una consecuencia de dedicarse a la política,sino de nuestro propio sistema de valores.En materia de corruptelas,enchufismo y dinero negro,España es un estado que en nada difiere del resto de estados que conforman nuestra sociedad occidental.La única diferencia parece consistir en el grado de tolerancia hacia la corrupción que se da en estas distintas sociedades.Y en el caso particular de España,lo único que cambió es el balance paupérrimo de las cuentas públicas,y que las consecuencias de esta precariedad recaigan únicamente en los servicios sociales que son básicos para los ciudadanos.

   Para darse cuenta de hasta que punto nuestra vara de medir cambió de manera tan acusada no hay más que recordar los casos de corrupción que sufrimos en el pasado.Pongamos por ejemplo el caso Filesa,que sacudió las filas del PSOE hace unos años.Lo que se descubrió entonces es exactamente lo mismo que descubrimos ahora.La financiación irregular de un partido político que en aquél momento se encontraba gobernando.Que yo sepa,nadie habló entonces de que estábamos inmersos en la degeneración más absoluta y que nuestra democracia corría grave peligro.Lo único que ocurrió es que en las siguientes elecciones el PSOE perdió el poder,¡y a otra cosa mariposa!.
La primera pregunta que hay que hacerse en el caso Bárcenas,es el motivo por el que una persona como Mariano Rajoy ,que no creo que tenga mucha necesidad,(vamos que a fin de mes llega de sobra),pudiera haber aceptado dinero que sabía que procedía de sobornos y regalos recolectados por su partido de diversas empresas y constructoras.Creo que la respuesta es sencilla,porque es lo normal,lo que siempre se hizo en todos los partidos políticos y en otras instituciones públicas.

   Es tan natural como el que los ciudadanos nos hayamos acostumbrado a solicitar y extender facturas sin IVA,cobrar una parte del salario en negro,solicitar becas ó subvenciones ocultando nuestros verdaderos ingresos sabiendo que si especificásemos los reales no tendríamos derecho a percibirlos,(perjudicando con ello a las personas que de verdad las necesitan),ó a aprovechar que el abuelo tenía derecho a la farmacia gratuita para sacar gratis de la Seguridad Social hasta las pastillas anti-baby.

   A lo largo de mi vida conocí muchas otras de estas situaciones tan "normales"que claman al cielo.Como un matrimonio con dos hijos,a los que no les faltaba de nada,que recibían sin ningún rubor la ayuda de Cáritas.Varios funcionarios cuyos puestos de trabajo consistían en no hacer nada,(así como suena),pues estaban destinados para atender el parque móvil de una localidad,en la que ni existía ni existe ese servicio,etc,etc.




Lo que quiero decir con todo esto,es que el problema de la corrupción es algo generalizado,no en el  Estado ni en la Administración Pública sino en la sociedad.No porque todos seamos corruptos ó podamos llegar a serlo,sino porque lo vemos como algo completamente normal y perfectamente
comprensible.No creo que ninguno de nosotros,si tuviese los medios y la oportunidad para pagar a hacienda la mitad de lo que en justicia le corresponde,no aprovechara esa ventaja para defraudar al fisco.Si esto evidentemente es así ,¿por qué nos escandaliza que nuestros representantes públicos actúen de la misma forma?.Recordando  las palabras de Jesús a los Fariseos,¿por qué vemos la paja en el ojo ajeno e ignoramos la viga en el propio?

   Acabar con la corrupción es algo completamente utópico,pues es consustancial al ser humano,pero para conseguir su deslegitimación social si que tenemos un arma preciosa y muy efectiva,la educación.Educación sobre todo en los valores del esfuerzo,la constancia,la decencia,la honradez y el trabajo propio para labrarse un porvenir.No solamente tenemos que escandalizarnos y denunciar las corruptelas de nuestros políticos también las de nuestros conciudadanos.Si conseguimos que nuestros hijos reciban esta educación,habremos dado el más importante de los pasos para poner coto a la corrupción,y lo demás pasos necesarios se irán dando por si solos,llevados por la propia inercia.


Uno de los progresos que podemos y debemos exigir a los poderes públicos,de manera inmediata,es un cambio muy sustancial en las leyes y los procedimientos judiciales que persiguen a los corruptos.Lo primero,por supuesto,es la celeridad a la hora de dictar las correspondientes sentencias.
   No puede ser que pasen años y años,para que los culpables paguen por sus delitos.Para ello necesitaremos de una justicia que de verdad sea independiente y que pueda investigar cada caso con total autonomía y completamente libre de presiones y cualquier otro tipo de oscuras maniobras e influencias.

   Lo segundo es convertir al Tribunal de cuentas y a la Fiscalía General del Estado en instituciones transparentes,efectivas y creíbles.Y esto no lo lograremos si sus miembros son,como hasta ahora,directamente designados a "dedazo" por cada gobierno de turno.

   Deberían elegirse entre expertos y personas cualificadas e independientes que nada tengan que ver con los intereses de los distintos partidos políticos.Pero el cambio fundamental está en las penas y en la sensación de impunidad que nos escandaliza a todos cuando finalmente son cogidos con las manos en la masa.




   Pongamos por ejemplo el caso de Mario Conde,un señor banquero que cayó en desgracia precisamente,(¡vaya casualidad!),cuando se le ocurrió,ó le tentó,meterse en la política.Tras ser condenado a una pena de cárcel más bien liviana y obtener rápidamente los máximos beneficios penitenciarios,fue puesto en libertad,sin que se le exigiera devolver,con los correspondientes intereses,la totalidad del dinero que se estimó que podría haber defraudado.

   Hoy en día se atreve a presentar su candidatura a las elecciones,e incluso a intentar convencernos de que él es el más indicado para administrar los fondos públicos.A mi me parece perfecto que un preso pueda acceder a los beneficios penitenciarios y rehabilitarse para volver a integrarse en la sociedad,pero en el caso de un robo,¿no les parece que sería exigible e indispensable,que antes de poder beneficiarse de nada,se devolviese primero todo el dinero que se ha mangado?






4 comentarios :

  1. Una cosa tengo que decirte. No sé cómo sería antes, pero no se puede cargar en su "cuenta" de la Seguridad Social un medicamento no recetado a una persona. Tampoco se pueden dispensar libremente, ya que cuando recoges uno, y pongamos que esa caja te da para veinte dosis diarias, hasta pasados los viente días no puedes recoger otra. Al menos ahora funciona así. Sinceramente no sé cómo se puede defraudar eso.

    Opino que la frase que has utilizado no se adecua a la situación. El pueblo tiene la paja y los políticos la viga, aunque sólo sea por la cuantía. ¿Y para qué, dices? Hombre, cuanto más mejor. Para mí no es lo mismo pagarle 50€ en negro al de la desbrozadora que estafar millones al estado. Hasta es posible, siendo una ilusa que soy, que los declare y dejen de ser negros. Al menos es lo que hace (o dice que hace) mi profesor de pintura.

    No es lo mismo que tu abuela te "done" 10 euros que que una empresa te arree 10 millones. A mí no me vale que sea "algo aceptado". Cuando se habla de tanto dinero todos somos conscientes de que sobrepasa unos límites nada positivos. Que no digo que esté bien, pero para mí es incomparable.

    No sé si me estoy explicando bien. Quiero decir que transacciones de poco dinero, sin decir que sea lo que hay que hacer, no pueden compararse a la pasta que le sacas al estado si no declaras tus veinte millones. Cuando le pagas a tu vecino pintor en negro, como dices tú, ni te estarás dando cuenta, pero cuando eres un político forrado hasta arriba y te ofrecen millones, sí.

    Eso de liberar los poderes es una utopía como la de eliminar la corrupción. El poder ejecutor siempre tendrá demasiado poder. Para ello una opción sería contar con tres "presidentes" a la cabeza de cada poner, sin que uno se pudiese alzar sobre el otro. A los espartanos les iba muy bien. Aunque serían más bocas fraudulentas que alimentar.

    ResponderEliminar
  2. Hola Zum,¡gracias por el comentario!.Me explico...,lo de la seguridad social te comento que era algo que ocurría con bastante frecuencia,antes de que se tomaran las medidas que tú señalas,y por eso dejó de suceder.Quizás el ejemplo no sea muy actual,pero te aseguro que es rigurosamente cierto.Ya no me puse a hablar de la cantidad de gente que cobraba el paro y estaban trabajando etc etc...creo que todos sabemos que eso ocurre.

    En cuanto a las cuantías,haz cuentas y verás que un poco,como tú dices 10 euros de cada uno de los 50 millones de españoles hacen una suma considerable.¿Sabes cuanto dinero negro se estima que hay en España?,Bastante más,cada año,del agujero de Bankia.Para ser exactos tanto como todo el agujero de la banca española.Es decir que cada año,una porrada de millones que podrían ir destinados a sanidad y servicios sociales se nos esfuman.

    En cuanto a la utopía tienes varios ejemplos prácticos de que las cosas pueden funcionar mucho mejor.Por ejemplo Islandia,donde se juzgó y se hizo responsables a los banqueros y a los políticos.Noruega,Suecia.No es un sueño imposible,Te aseguro que en Noruega a nadie se le ocurre extender ó pedir una factura sin IVA,¿y sabes por qué?,porque no interesa,así de simple.Es más rentable ser legal que ilegal y socialmente no está bien visto defraudar,aquí es todo lo contrario.El que es capaz de timarle unos míseros 20 euros al estado es un tío listo,allí es un defraudador que esta perjudicando a la sociedad.

    Insisto en que es un problema de educación,de ambiente social,y eso puede cambiarse,sólo es necesario educar en unos valores.Tú sabias que en Japón,(nombro Japón porque se que te apasiona),esta muy mal visto el enriquecimiento fácil.Si en ese país,una empresa de nueva creación consigue el primer año de funcionamiento un beneficio del 200% por ejemplo,la gente no piensa..¡qué excelente empresario!,sino más bien...¿qué habrá hecho para ganar tanto dinero en tan poco tiempo?...¡algo ilegal seguro!.Esa es la diferencia...

    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Japón, fascinar, fascinar... cuando tenía catorce años. Ahora me dan cosica, la verdad.

    Si yo no digo que esté bien, digo que no se debería "justificar" (y no lo estás haciendo, para empezar es injustificable) semejantes estafas con el modo de pensar de la población. Bueno, supongo que tendrás razón. Ojalá tuviese yo ovarios suficientes como para pedirle la factura en la peluquería como insiste mi hermano en que haga, pero no me apetece recibir miradas de reproche de personas que conozco de toda la vida y se dedican bastante a rajar.

    Y lo de mejorar las cosas... puf, falta mucho para eso. Vivimos resignados y no sabemos responder.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ummm!,me has hecho pensar que quizás tienes tú razón en que alguien pueda interpretar que se justifica el fraude.Y no era esa la intención.Lo que me pregunto es el motivo,las razones,por el que un tío como M.Rajoy se mancha las manos en algo que para él,no es más que calderilla.Y sinceramente creo que es por ese ambiente de tolerancia que tenemos hacia la corrupción y porque a fin de cuentas cuando los pillan acaba por no pasar nada.

    Fíjate en varias cosas...después de todo lo que cayó con Camps y Matas sobre el Partido Popular,ganaron las elecciones en Valencia y Baleares.Y allí siguen gobernando,creo que eso sería inconcebible en cualquier otro país.

    Todos sabíamos de sobra que el Rey tenía sus"negocios",y después de Urdangarín,seguimos igual.Nos dijeron los sueldos que tenían asignados y se acabó,siguen sin tener que dar explicaciones detalladas de en que se gastan nuestro dinero.

    Es cierto que la gente está resignada y a mi modo de ver esa es la trampa,el que nos hagan creer que no hay alternativas,que no pueden hacerse las cosas de otro modo,pero lo cierto es que si las hay,y en otros países funcionan.

    ¿Que nos diferencia de los países nórdicos donde se funciona mucho mejor en este aspecto?.La educación,y creo que esa es la clave,no para que no existan corruptos,que siempre los hubo y siempre los habrá,(también los hay en esos países),sino para que cuando les pillan sepan que lo van a pagar y no van a irse de "rositas".

    En cuanto a lo de la peluquería,no es que te pase a ti.nos pasa a todos,pero piensa que si a la peluquera le saliera más rentable darte la factura que tener dinero negro,todos saldríamos beneficiados,especialmente la gente más desfavorecida que necesita del auxilio de los servicios sociales.

    ¡Ah! y gracias por tus opiniones es un placer hablar con alguien que tiene otros puntos de vista,tan enriquecedores.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tú opinión y bienvenidas sean tus críticas!. Sólo eliminaré aquellos comentarios ofensivos o insultantes o que puedan considerarse como spam.