29 noviembre, 2010

LAS PROFECÍAS DEL 11-s (VI y última)

Mucha gente le tiene manía a las profecías porque parece que solamente anuncian males irremediables, y conocer aquello que va a ocurrir antes de que suceda sólo serviría para angustiarnos, y si además la profecía en cuestión resultara fallida , (cosa que ocurre a menudo) , nos habríamos angustiado sin necesidad ninguna.

  Yo creo que más bien las profecías hay que tomarlas como avisos, pues cualquier suceso es el resultado de unas causas que son fácilmente identificables y si queremos corregibles.

   Por ejemplo, todos sabemos que si continuamos degradando el medio ambiente del planeta al ritmo que lo estamos haciendo actualmente, en un futuro no muy lejano ese deterioro constituirá una grave amenaza para nuestra supervivencia.

No es en absoluto un mal inevitable, se debe solamente
a nuestra actitud irresponsable, porque no queremos ser conscientes del problema que estamos generando. En este caso, como señalábamos en los artículos anteriores, no es descabellado suponer que determinados grupos ó partidos que conocen las profecías las utilicen para manipularnos.

   Simplemente haciendo que se cumpla lo profetizado, como decíamos que pudo suceder en los atentados de las torres gemelas, donde sutilmente Bin Laden pretendería identificarse con el guerrero santo del Apocalipsis.

   En este contexto, circulan por Internet multitud de páginas y artículos que nos "revelan" un plan maquinado por oscuras sociedades secretas que pretenderían implantar una única religión mundial, como coadyuvante al nuevo orden político dictatorial que planean imponernos.

   Estas teorías conspiratorias, nos informan que para poner en marcha este plan se han desarrollado alucinantes medios tecnológicos, como el proyecto H.A.R.R.P, una red de antenas para estudiar la ionosfera, que según estas fuentes tendría la capacidad de provocar terremotos e inundaciones a voluntad en cualquier punto del planeta.

   Esas catástrofes supuestamente intencionadas serían utilizadas para borrar pruebas arqueológicas que resultarían inconvenientes para la nueva religión mundial. Hombre...yo no soy un experto en estas cosas, pero para borrar pruebas arqueológicas me bastaría con sabotear las excavaciones inconvenientes, bien cortandoles las vías de financiación, ó desacreditando a los científicos y los hallazgos que se lleven a cabo.

   Y si alguien protesta demasiado, construyendo una carretera ó una presa encima del yacimiento, algo mucho más barato y efectivo que gastarme millones de dolares en unas antenas que produzcan terremotos , ¿no creen?.

  La segunda parte de ese "malévolo plan", consistiría en promocionar la teoría de la evolución. Bueno, la teoría de la evolución postulada por Darwin desde siempre a sido objeto de polémicas diversas, pero hasta el día de hoy ninguno de esos ataques la hizo derrumbarse, y eso se debe al hecho de que hasta el momento ningún descubrimiento científico la hizo inviable.

   Es más, la teoría a ido afianzándose a medida que predecía la aparición de pruebas arqueológicas que mas adelante fueron efectivamente encontradas. La teoría alternativa denominada creacionista, si que está promocionada por grupos ultra religiosos, pero nunca jamás a sido capaz de predecir hallazgo arqueológico alguno.

   Puede que sus postulantes sean científicos, pero desde luego el tener un titulo universitario no supone en modo alguno que uno no se vea condicionado en sus juicios por sus creencias ó sistema de valores morales.

   El mismo Einstein cometió ese error, dándose cuenta que la teoría de la relatividad podría cuestionar el papel de Dios en la creación del universo, introdujo la constante cosmologica para obviar esta consecuencia inevitable de su teoría.

   La grandeza de Einstein es que supo rectificar, definiendo más tarde a la constante cosmologica como el error más grande de su vida. En el fondo el único motivo por el que la teoría de la evolución es tan vehemente atacada, se debe a que excluye a Dios en el papel de creador.

   La vida no surgió en este planeta por arte de magia ni como decisión libre de un ser supremo y todopoderoso. La evolución nos dice que la vida no necesita de Dios , (ni de civilizaciones extraterrestres que la implantaran como afirman algunos). La vida surgió en la tierra porque se dieron las condiciones necesarias durante el periodo de tiempo necesario, y si no somos nosotros los que acabemos drásticamente con esas condiciones, subsistirá mucho después de que nos hallamos extinguido como especie.

   En la tercera parte de este plan "ultra secreto", (no debe de ser muy secreto ya con tanta cantidad de información) , entraría en escena el proyecto Blue Beam. Supuestamente, una tecnología capaz de hacer aparecer en nuestros cielos, prodigios e imágenes religiosas tan convincentes, que todos correríamos a apuntarnos en las filas de la nueva religión mundial.

   Por si tales imágenes no fueran suficientes para convertirnos, estaría además previsto provocarnos alucinaciones auditivas, haciéndonos creer que Dios se nos revela desde nuestro interior.

   Supongo que la aparición del Arcángel a Mahoma, la de Jeová a Moisés, ó la de la virgen María en Fátima deben de ser ensayos fallidos de este proyecto de control mental a gran escala, ó tal vez la competencia desleal se produce desde la prehistoria, no lo sé.

   Yo creo que el Blue Beam mas efectivo y barato esta ya inventado y se llama televisión, aunque poco a poco Internet va haciéndose su propio hueco en la difusión de esta nueva religión en la que se han convertido la parapsicología.

   Como toda religión cuenta con su ortodoxia, sus profetas y adversarios malignos que buscan la perdición del hombre, y por supuesto sus salvadores, empeñados en hacernos ver la luz de la verdad queramoslo ó no.

   Lo cierto es que millones de personas se tragan todo lo que se escupe por la pantalla sin el menor sentido critico, sin necesidad de gastarse tanto dinero en tan "ultra-secretos" fuegos de artificio.
Pero lo mas interesante es que si a todos estos rumores sobre el nuevo orden mundial, les aplicamos la misma lógica que hemos aplicado a las profecías del 11-s y su cumplimiento forzado por parte de Al Qaeda, todo parece verse bajo una nueva e interesante perspectiva.

   ¿No será que los que detentan actualmente el poder temen perderlo en el caso de que las antiguas profecías resultaran ciertas? , ¿no será que lo que temen realmente es que un poder divino, más allá de su control, derribe el orden establecido del que son sus máximos beneficiarios, e imponga con su "yugo de hierro", como profetiza el Apocalipsis un  orden internacional nuevo y justo del que ellos no formarían parte?.

   En tal caso, la mejor manera de desacreditar a ese invencible adversario consistiría precisamente en alimentar la sospecha de que se trata de un engaño, concebido por ellos mismos para continuar manteniendo su poder e influencia.

   Y si acaso ese nuevo poder resultara triunfante podrían presentarse ante el como colaboradores entregados y ponerse a su servicio, no hemos de olvidar que en las profecías el poder que impone su "yugo de hierro a las naciones" es nada menos que Jesucristo en su segunda venida, como rey de reyes y señor de señores.

   Sea como fuere lo más importante que nos dicen las profecías, creamos ó no en ellas, es que a pesar de todo el ser humano será capaz de construir un mundo justo y en armonía con la naturaleza, ojalá que así sea.





2 comentarios :

  1. El verbo haber es con H. Cuando escribes "ha cogido" "he llegado" por poner un ejemplo, escríbelo con "h" es mas correcto. Perdona que mi comentario sea este, pretendo solo mejorar tu página.

    ResponderEliminar
  2. Si que tienes razón,perdón por el error,la ortografía no es mi fuerte la verdad

    ResponderEliminar

¡Gracias por tú opinión y bienvenidas sean tus críticas!. Sólo eliminaré aquellos comentarios ofensivos o insultantes o que puedan considerarse como spam.