15 noviembre, 2010

LAS PROFECÍAS DEL 11-s,(V)

Como hemos visto en los capítulos anteriores, y según las diversas profecías, los sucesos que tuvieron lugar en el World Trade Center marcan el inicio de una época caracterizada por una sucesión de conflictos bélicos, crisis económicas y de valores sociales, que nos llevaran a la mayor tragedia humana de la historia.

   Pero también nos anuncian que pasado dicho periodo, la humanidad dará un salto evolutivo increíble, que nos llevará a una sociedad más justa y equilibrada basada en la solidaridad y en el respeto al planeta tierra y todas las criaturas que lo pueblan.

   Un mundo nuevo soñado por tantas generaciones de seres humanos a lo largo de la historia. En cuanto al conflicto que se a abierto entre occidente y el Islam mas radical, alguien podría pensar que si Juan de Jerusalén ó Nostradamus lo reflejaron en sus escritos, pudo ser sobre todo por el peso que en su época tenía dicha confrontación.

   Pero hay profecías mucho más antiguas que ya lo anuncian, como la del profeta judío Daniel, que hace nada menos que 2600 años, muchos siglos antes de que el Islam existiera siquiera como religión, anunció una guerra feroz entre el Rey del Mediodía , (la fuerza hegemonica en Oriente medio) , y el Rey del Norte , (USA y Europa).

   Curiosamente el capítulo del libro bíblico en el que el profeta habla de este suceso es el capítulo XI, número que por alguna razón se repite hasta la saciedad en todo lo relacionado con los atentados que sufrieron las torres gemelas.

   En el versículo 40 Daniel nos dice que el primer ataque sería obra del Rey del Mediodía, pero que el Rey del Norte contraatacaría y los árabes serían finalmente derrotados. El profeta anuncia además la invasión victoriosa de Israel por una corriente árabe que se extenderá también por Transjordania y Arabia, antes de conquistar Egipto , (aliado del Rey del Norte) , y todo el Magreb.

 Contando además con el apoyo de los libios y los etíopes , (zona del cuerno de África), donde Bin Laden cuenta con bases de entrenamiento y numerosos partidarios.

   Además, no es necesario que el invasor árabe, simbolizado por el Rey del Mediodía sea un país, nada impide que su poder se fundamente en la fe religiosa ó en una idea política como es el caso de Al-Qaeda.

   Es notoria en esta profecía, que no olvidemos fue escrita hace 2600 años, la cantidad de detalles geo-políticos y estratégicos que coinciden con la situación que en esa zona se da hoy en día.

   Egipto es aliado de occidente, pero se encuentra en seria amenaza de desestabilización por el integrismo islámico, que resulta hegemonico en países como Sudan ó Somalia. Los territorios de la antigua Unión Soviética , (identificada con las figuras bíblicas de Gog y Magog, que según anuncia el profeta Ezequiel atacarían Israel) , se han convertido en Repúblicas independientes de corte islamista, donde Al-Qaeda puede convertirse en la fuerza hegemonica.

   Incluso en el Norte de África, sólo quedaría por verificar la fuerte implantación del integrismo en Marruecos, donde hasta ahora parece ser frenada por la monarquía Al-hauita.

  Teniendo en cuenta todos estos detalles, la pregunta que a todos nos viene a la mente es , ¿que cosas dicen las profecías que pueden sucedernos después de las torres gemelas?.

Aunque en el idioma profético resulta muy difícil establecer una linea clara de tiempo, podríamos resumirlo así:


1-Se abre un periodo de incertidumbres y grandes conflictos: Esta fase se describe ya en el nuevo testamento como un periodo de guerras y rumores de guerras, la desestabilización y fragilidad del orden mundial, en lo político, económico y social, correspondería a la etapa final de la civilización actual.

2-Entre estos conflictos destaca una tercera guerra mundial: Podría tratarse de más de un conflicto multinacional, que acabaría en una gran confrontación generalizada. En el curso de esta guerra se usarán armas inéditas de destrucción masiva, que podrían ser químicas, biológicas ó nucleares.

   Y tal vez podrían conducirnos a una catástrofe humana sin precedentes , (según algunas cifras podría ser aniquilada la tercera ó cuarta parte de la población del planeta).

3-Será una etapa de graves desordenes: Inestabilidad en el orden internacional, y conflictos en varias partes del mundo por los mas diversos motivos.

   Podrían surgir  varios lideres hostiles a Occidente, uno de ellos se identifica claramente con el terrorismo islámico , pero también quizás , (en el futuro) , con algún país del lejano oriente,como Corea del Norte, China ó la zona de la antigua URSS.

4-Será una época prolongada con varias etapas, unas de guerra, y otras de falsa paz transitoria.
5-Fuertes crisis económicas y sociales, desempleo y fuertes flujos migratorios: Paracelso, Juan de Jerusalem y Nostradamus las reconocen como un signo clave.

   Desde esa perspectiva, la actual crisis económica sera mucho mas profunda y prolongada de lo previsto.

6-En la fase final de esta guerra se producirá en la expectativa cristiana un evento que se simboliza con la segunda venida de cristo, aunque Nostradamus nos habla de un gran papa y un gran monarca que llevarán a occidente a la victoria:

   Teniendo en cuenta que debemos interpretar esta figura como un símbolo, Nostradamus hace referencia a alguien , (ó algo) , que detenta el máximo poder político y espiritual, y que de manera decidida acabará con este periodo de guerras fratricidas.

7-Al final de esta etapa se establece un nuevo orden mundial: Basado sobre nuevos fundamentos y regido por un gobierno único planetario, la decisión a la hora de imponerlo se expresa con la imagen del puño de hierro de Juan de Jerusalem ó el yugo de hierro del Apocalipsis.

   Esto no significa que se trate de una dictadura, pues las dos profecías dejan muy claro que son fuerzas benéficas las que lo ejercen con justicia y ecuanimidad.

8-La nueva edad de oro se caracteriza por un cambio radical, y la realización de la gran utopía de un mundo fraterno y solidario, en el que el ser humano evolucionará descubriendo sus facultades psíquicas:

   Se habla incluso de la aparición de un nuevo hombre, un nuevo cielo y una nueva tierra. Símbolos e imágenes que pretenden expresar la derrota del mal, el dolor y del sufrimiento creados casi siempre por nosotros mismos.







No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tú opinión y bienvenidas sean tus críticas!. Sólo eliminaré aquellos comentarios ofensivos o insultantes o que puedan considerarse como spam.