05 diciembre, 2010

El CONDÓN DEL PAPA

  
La última polémica de la iglesia católica con el preservativo resulta cuanto menos ridícula. No por las declaraciones del papa, que son de sentido común, sino por las repercusiones que esas declaraciones han tenido.

   Hace ya mucho tiempo que la iglesia católica perdió su liderazgo espiritual en occidente. El escándalo de las finanzas vaticanas, los casos de abusos sexuales en los colegios, y su negación a adaptarse a los nuevos tiempos y a acometer reformas que la acerquen a sus fieles, la han convertido en una institución trasnochada y caduca.

   La mayoría de las personas de religión católica en occidente usan métodos anticonceptivos de forma habitual, se divorcian y tienen relaciones prematrimoniales. Aunque eso si, bautizan a sus hijos, celebran comuniones bodas y funerales, y son aceptados por la Iglesia como integrantes de su comunidad.

   Por lo tanto el revuelo formado con las declaraciones del papa parece desorbitado y fuera de lugar. Después de todo la católica es la única religión en la que para formar parte de ella no es necesario practicarla, ni tan siquiera estar de acuerdo con sus principios y creencias.

   Una vez que una persona es bautizada formará parte de ella para siempre, a menos que cometa un acto que merezca la excomunión , (cosa harto difícil pues para aquellos altos cargos que han cometido abusos sexuales el único castigo consistió en trasladarlos de destino).

   En definitiva...que si normalmente las opiniones y designios de la Iglesia les importan un bledo a los católicos y no tienen prácticamente influencia en su vida diaria, para una vez que un papa dice algo con sentido común , (que si se practica la prostitución es conveniente usar el preservativo porque protege de enfermedades de transmisión sexual) , ¿van sus fieles a escandalizarse y censurarlo?



No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tú opinión y bienvenidas sean tus críticas!. Sólo eliminaré aquellos comentarios ofensivos o insultantes o que puedan considerarse como spam.