31 octubre, 2010

LAS PROFECÍAS DEL 11-s (I)

Recuerdo muy bien que estaba haciendo yo el día once de Septiembre de 2001.

   Me encontraba trabajando, era un Martes como tantos, mi única compañía era la radio. Aunque extrañamente aquel día la conecté sobre las 14 horas cuando regresaba a casa para comer, y me quedé estupefacto con la noticia.

   Muy de mañana, en la cafetería donde suelo desayunar, había oído comentar a una pareja de desconocidos algo sobre un supuesto accidente, en el que una avioneta había impactado con un rascacielos en Nueva York.

   Recuerdo que pensé, ¡vaya por Dios!, pero no le dí mas importancia,y ahora resultaba que aquel accidente casual, era en realidad el mas brutal atentado de todos los tiempos, un hecho que a cambiado nuestras vidas para siempre, y que supone un punto de inflexión en el devenir de la historia humana.

   Creo que como le ocurrió a todo el mundo, mi reacción fue una extraña mezcla de horror fascinación e incredulidad, parecía increíble que una cosa así pudiera suceder. Y todos temimos que la reacción de los Estados Unidos ante el brutal y despiadado ataque pudiera incluso ponernos a las puertas de una guerra nuclear.

   En cuanto llegué a casa me puse enfrente del receptor de televisión, una mueca de asombro se dibujó en mi cara mientras una y otra vez se repetían las imágenes de los dos aviones empotrándose en los edificios, dejando solamente a su paso un pavoroso mar de llamas.

   Absorto en esas imágenes que no podía asimilar , (las torres no se habían derrumbado aún), comenzaron a mostrarnos a la gente que desesperada saltaba al vacío, incapaz de escapar del aterrador incendio, y como todos nosotros lloré de rabia y desesperación ante el siniestro y macabro espectáculo.

  El presentador del noticiero hizo entonces un inciso. Recitaba una supuesta cuarteta de Nostradamus en la que se anunciaba claramente el brutal atentado al que estábamos asistiendo.

   Dicha cuarteta demostró mas tarde ser un fraude, yo supe enseguida de su falsedad, porque de hecho la busqué y no pude hallarla, pero me trajo a la memoria otro texto profético que si que parecía anunciar lo que en ese momento estaba ocurriendo.

   Me refiero al Apocalipsis de San Juan, concretamente al capitulo XVIII, que lleva el evocador titulo de, "La caída de la gran Babilonia", el simbolismo de la gran Babilonia es bastante claro, pues de hecho muchas religiones surgidas en los Estados Unidos, como los mormones ó los adventistas, atribuyen ese papel a su propio país.

   Para un judío que viviera en el tiempo de San Juan, la gran Babilonia es el símbolo de la gran megapolis de la antigüedad y capital del mundo, papel que actualmente podríamos atribuir sin esfuerzo a la ciudad de Nueva York, San Juan dice de ella...

   "DEL VINO DE SU LUJURIOSO DESENFRENO HAN BEBIDO TODAS LAS NACIONES, CON ELLA FORNICARON LOS REYES DE LA TIERRA, Y TODOS LOS MERCADERES SE ENRIQUECIERON CON EL PODER DE SU OPULENCIA".

    También nos dice que esta capital del poder económico mundial se sentía invulnerable...

   "PORQUE DICE EN SU CORAZÓN, ESTOY SENTADA COMO REINA Y LLANTO JAMÁS VERÉ".

   Sin embargo, pese a todo ese poder...

"EN UN DÍA VENDRÁN SUS PLAGAS...Y SERÁ ARRASADA POR EL FUEGO"

   En este punto el profeta insiste con mas fuerza en su mensaje, revelándonos que dicha caída no sólo es que vaya a suceder en un sólo día, si no de forma mucho mas fulminante, pues hasta en tres ocasiones repite a continuación que la ciudad será derruida en una sola hora.

   Dicha insistencia puede deberse al asombro y la incredulidad que le produce que una ciudad tan esplendorosa pueda hundirse en un periodo tan corto de tiempo, pero sobre todo nos indica, que no se trata de una imagen simbólica,sino real...

   "LLORARÁN Y POR ELLA PLAÑIRÁN LOS REYES DE LA TIERRA, LOS QUE CON ELLA FORNICARON Y SE ENTREGARON AL LUJO, CUANDO VEAN LA HUMAREDA DE SU INCENDIO... ¡AY,AY DE LA GRAN CIUDAD DE BABILONIA, DE LA CIUDAD PODEROSA!. PORQUE EN UNA HORA A VENIDO SU CASTIGO.

   Y LOS MERCADERES DE LA TIERRA LLORARÁN Y SE LAMENTARAN POR ELLA... LOS MERCADERES SE DETENDRÁN A LO LEJOS,POR MIEDO A SU TORMENTO...DICIENDO, ¡AY,AY DE LA GRAN CIUDAD QUE SE VESTÍA DE LINO, PÚRPURA Y ESCARLATA, LA QUE SE ADORNABA CON ORO Y PIEDRAS PRECIOSAS Y PERLAS!, PORQUE EN UNA HORA QUEDÓ DEVASTADA TANTA RIQUEZA...

   TODOS LOS PILOTOS, TODOS LOS QUE SE DEDICAN AL CABOTAJE Y LAS TRIPULACIONES DE CUANTOS BREGAN EN LA MAR SE DETUVIERON A LO LEJOS POR MIEDO A SU TORMENTO, Y CLAMARON A CONTEMPLAR LA HUMAREDA DE SU INCENDIO, DICIENDO , ¿QUE CIUDAD SEMEJANTE A LA GRAN CIUDAD?... ¡AY,AY DE LA GRAN CIUDAD DE CUYA OPULENCIA SE ENRIQUECIERON TODOS CUANTOS TENÍAN NAVES EN EL MAR!, PORQUE EN UNA HORA QUEDÓ DESIERTA".

   En este texto es fácil encontrar similitudes sorprendentes con lo ocurrido en Nueva York el once de Septiembre.

   Se nos describe una ciudad emblemática y poderosa, centro del comercio mundial. El World Trade Center era eso exactamente, una gran ciudad vertical transitada diariamente por miles de personas.

   Una ciudad que destaca por su poder , (cuyo símbolo es el color purpura) , lujo , (lino, perlas, los objetos mas preciosos en tiempos de San Juan) , y el escarlata , (símbolo de la lujuria).

   Sus mercaderes son retratados como los mas poderosos de la tierra , (el word trade center era la sede de los grupos económicos y empresariales mas poderosos del planeta).

   Esta gran ciudad, acostumbrada a un intenso transito de viajeros y mercancías, queda de repente aislada del mundo a causa de la horrorosa tragedia , (Estados Unidos cerró su espacio aereo y muchos viajeros quedaron atrapados en los aeropuertos, donde los pilotos y tripulaciones que se dirigían a la ciudad contemplan aterrorizados en televisión las imagenes de las torres en llamas).

   Incluso el termino pilotos, referido a los tripulantes de barcos , (el gran medio de transporte de aquella época, lugar que hoy día ocupan los aviones) , es en la actualidad patrimonio de la aviación.








No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tú opinión y bienvenidas sean tus críticas!. Sólo eliminaré aquellos comentarios ofensivos o insultantes o que puedan considerarse como spam.